de lo que va esto

mi vida marujil, curiosidades, consejos, recetas, lo que me enternece, lo que me mortifica, lo que me encuentro, lo que me encuentra.







TODO LO DIVERTIDO ES ILEGAL, INMORAL O ENGORDA




martes, 26 de julio de 2011

Marihuana


No queda más remedio que llamar a la policía local, en aquel momento parecía lo más sensato y lógico, lo dicho, solo lo parecía.


Parece una tontería, pero hacer eso en una pequeña población donde afortunadamente no abundan los delitos, y si encima añades cuando llamas que es algo relacionado con una jovencita de 20 años, es como poner un kiosco de caramelos en la puerta de un colegio, se presentaron 5 unidades, supongo que todas las que en aquel momento no estaban ocupadas.

Les costó ponerse de acuerdo sobre  cuantas y que unidades de las presentes la iban a acompañar al hospital, al final fueron solo dos de los coches policías.

Como tenían que justificar de algún modo su salida del cuartel registraron el piso como si buscaran armas de destrucción masiva……

Lo peor, las explicaciones y demás para aclarar el porque de  la existencia de 10 plantitas de marihuana que crecían en la sala y que de verdad solo eran para paliar los efectos de un tratamiento de quimioterapia, no me sean mal pensados!!!!.

Y es que cuando una puerta se cierra, otra se abre y plaf!!!! en toda la cara.

4 comentarios:

Juana la Loca dijo...

yo tenía como 7 plantitas, que mi trabajo me dió para sacarlas adelante y mi gato acabó comiéndoselas para purgarse, no quería otras, no.... parece que le iba al pobre gato la maría...

Bubo dijo...

A mi me gusta la Maria, la Silvia, la Estefanía...

Princesa Negra dijo...

Hola Juana,

Anda que no sabe tu gato....

Solo falta que te diga si me quieres hacer feliz, nada de comprar latitas de comida gatuna por muy para gourmets que sean, hierbecita de esa....

Besos

Princesa Negra dijo...

Hola Buhó,

Si señor……… te va a echar para atrás el nombre….. Si esta buena, como si se llama Seguismunda, y a mayor abundamiento la culpa es de los padres que les ponen esos nombres.

Pero los cigarritos de la risa, ay!!! hay que reconocer que tiene su aquel y su aquello.

Besos.