de lo que va esto

mi vida marujil, curiosidades, consejos, recetas, lo que me enternece, lo que me mortifica, lo que me encuentro, lo que me encuentra.







TODO LO DIVERTIDO ES ILEGAL, INMORAL O ENGORDA




viernes, 4 de marzo de 2011

Tener una contestación a punto






Quien no se ha quedado literalmente buscando en su mente una buena contestación a alguna sandez que nos hayan dicho, y justo cuando el otro/a se va, se nos suelta la lengua y nos viene a la mente todo lo que le debíamos haber dicho al majadero/a de turno, y encima esta falta de reflejos nos hace sentir idiota.

Pues el librito, son solo 116 pág.; que os aconsejo leer es justamente sobre eso; el título lo dice ya todo: COMO DEFENDERSE DE LOS ATAQUES VERBALES de Barbara Berckhan, y como remate del tomate, se puede bajar de modo gratuito en internet.

Esta es una de las direcciones donde lo encontraréis: http:// mis-libros.gratis.blogspot.com¸ pero hay más.

No es un libro de autoayuda, si no un seminario de esos tan de moda en toda empresa que se precie por aquello de cumplir con la formación de los trabajadores.

Y este cumple su objetivo, da recursos muy simples, de aquellos que te asombras de no haberlos pensado antes, para evitar esas situaciones en que nos quedamos mudos de rabia. No te soluciona el poder decir frases ingeniosas de modo automático, pero si te ayuda a tener algunas contestaciones a punto.




2 comentarios:

Adrierika Make up dijo...

La verdad es que es frustrante el quedarte sin nada que decir y que luego te vengan a la cabeza un millón de cosas que podrías haberle dicho. Pero bueno, a veces queda uno mejor en silencio que soltando cualquier parrafada fruto de la ira =^.^=

Princesa Negra dijo...

Si tienes razón, es mejor no soltar toda la rabia sin pensar y encima dar al otro/a la satisfacción de saber que nos han alterado, pero te lo digo por experiencia tampoco es bueno dejar pasar las ofensas, la costumbre de hacerlo al final se nos vuelve en contra y va contra nuestra autoestima. Así que mejor defendernos con inteligencia.
Besos.